All for Joomla All for Webmasters

Sidebar

Languages

Menú principal

assi

Resumen

El Matrimonio: resumen

“Cuanto mayor es mi sabiduría, más terrible es Mi estupidez…”

Tal como lo hizo con sus otras obras de teatro, Witold Gombrowicz hizo el resumen de El Matrimonio. Su presentación del drama se encuentra en Testamento. Conversaciones con Dominique de Roux.


Acto I Henri ve surgir en sueños su casa natal en Polonia, a sus padres, a su novia Margot. La casa se ha envilecido, se ha transformado en taberna. Margot es camarera, moza de posada. El padre es el tabernero.

 

JPG - 11.6 KB
Puesta en escena de Elmo Nuganen, Toruń, 2004.


El padre es perseguido por unos borrachos, y entonces viene la escena clave: para defender su dignidad humana frente a los borrachos que lo atacan, el padre clama que es “intocable”.
“Intocable… ¡como un rey!” se burlan los borrachos.
Henri rinde homenaje a su padre, y el padre se transforma en rey. Y el padre-rey no sólo eleva a Henri a la dignidad principesca, sino que le promete, además, en virtud de su poder real, un matrimonio digno, religioso, que restituirá a Margot, moza de posada, su pureza y su integridad de antaño…


Acto II En el segundo acto se desarrollan los preparativos de ese “matrimonio digno y sagrado”, que debe celebrar un obispo. Mas en el sueño de Henri comienzan a infiltrarse las dudas. Todo el ceremonial de la boda empieza a vacilar, como amenazado por la Estupidez. Como si él, Henri, que aspira con toda su alma a la sabiduría, a la dignidad, a la pureza, perdiera confianza en sí mismo y en su sueño…

 

JPG - 10.2 KB
Puesta en escena de Andrzej Pawlowski, Olsztyn, 2004.


¡De nuevo entra en la sala el cabecilla de los borrachos, ebrio como una cuba! Henri y el borracho están a punto de llegar a las manos, cuando de pronto (como ocurre en los sueños), la escena se metamorfosea en una recepción en la corte. El borracho se ha convertido en el embajador de una potencia hostil, e incita a Henri a la traición. […]
Henri cede a las instancias del borracho. Destrona al padre-rey y se convierte él mismo en rey.
Sigue entonces una escena en la que el borracho le pide a Jeannot, el amigo de Henri, que sostenga una flor por encima de la cabeza de Margot; luego, bruscamente, hace desaparecer la flor, dejándolos en una actitud falsa, que ninguna flor justifica ya. Y una terrible conjetura toma forma en el ánimo de Henri: que Margot… y Jeannot…


Acto III En el tercer acto, Henri es un dictador; ha dominado a todo el mundo, incluidos sus padres. De nuevo se prepara la ceremonia del matrimonio, pero de un matrimonio sin Dios, sin otra sanción que la de su poder absoluto.
No obstante, Henri siente que su poder carecerá de realidad en tanto no sea confirmado por alguien que realice voluntariamente el sacrificio de su sangre. Por eso impulsa a Jeannot a matarse voluntariamente por él. […]

 

JPG - 16.6 KB
Puesta en escena de Jernej Lorenci, Ljubljana, 2004.


En la última escena, Jeannot se mata. Pero Henri retrocede horrorizado ante lo que ha hecho.
El matrimonio no se realizará.