All for Joomla All for Webmasters

Sidebar

Languages

Menu

assi

Presentación

“¿Y si Pornografía fuera un intento de renovación del erotismo polaco?”

Witold Gombrowicz se plantea a sí mismo esta pregunta en su Diario (1960), con respecto a su tercera novela, cuyo título es el más provocador de todos.
En Testamento. Conversaciones con Dominique de Roux, Witold Gombrowicz alude a su inspiración: “Pornografía enlaza con la amable ‘novela rural polaca’.”

 

JPG - 19.7 KB
Edición polaca, ed. Świat Książki, 2006.

 

“Pornografía”. Dos señores mayores se ven arrastrados hacia abajo… hacia la carne, los sentidos, la adolescencia… Al escribirlo, no me sentía del todo bien. Pero la “física” me era necesaria, incluso indispensable, como contrapeso de la metafísica. Y al revés: la metafísica clamaba por el cuerpo. No creo en la filosofía no erótica. No me fío del pensamiento que se libera del sexo…
Diario 2, 1960

“Pero entre nosotros no había más que indiferencia, frío desagrado: ¡me era extraño, me repugnaba! Un perro, un caballo, una gallina, un gusano incluso, me hubieran resultado más simpáticos que aquel hombre, ya entrado en años, gastado, con su historia entera escrita en el cuerpo: un hombre no soporta a otro hombre.”

 

JPG - 27 KB
Dibujo de Wiktor Sadowski.


Cuando comienza a redactar Pornografía, en 1955, en el momento en que deja su trabajo en el Banco Polaco de Buenos Aires, Witold Gombrowicz ya se ha confirmado como escritor.
Ha publicado dos novelas: Ferdydurke y Trans-Atlántico, y dos obras de teatro: Ivonne, princesa de Borgoña y El Casamiento, así como un libro de cuentos, Bakakaï.

 

JPG - 14 KB
Edición española, Seix Barral. Dibujo de Roland Topor.

Termina la novela en 1958, y, en junio de 1960, la publica el editor habitual de Witold Gombrowicz, el Institut littéraire de Jerzy Giedroyc, en Maisons-Lafitte, cerca de París.
En Polonia, Pornografía aparece oficialmente, por primera vez, en 1986, en el volumen IV de las Obras completas, en las ediciones Wydawnictwo Literackie de Cracovia.
Traducida al francés por Georges Lisowski, la novela se publica en 1962, con un prefacio del autor, en ediciones Julliard, en la prestigiosa colección “Les lettres nouvelles”, dirigida por Maurice Nadeau.
Algunas primeras ediciones extranjeras llevan el título de La Seducción, de acuerdo con Witold Gombrowicz. Todas las traducciones posteriores retomaron el título original.

 

JPG - 6.3 KB
Edición italiana.


Aunque la guerra y la resistencia no constituyen sino un aspecto secundario del libro, el solo hecho de que Witold Gombrowicz mencione este tema afectó a numerosos lectores polacos como una doble provocación: Witold Gombrowicz había pasado la guerra refugiado en la Argentina y su libro anterior, Trans-Atlántico, había sido considerado como un ataque al sentimiento nacional. A pesar de la advertencia del autor, el libro desató furiosas polémicas.

 

El protagonista de esta novela, Fryderyk, es un Cristóbal Colón que parte a descubrir tierras desconocidas. ¿Qué busca? Esa belleza nueva, precisamente, esa poesía nueva disimulada entre el adulto y el joven. Es un poeta de una conciencia llevada al extremo, al menos eso es lo que yo pretendía. Pero resulta tan difícil entenderse, en nuestros días…
Algunos críticos han visto en él a un Satán, ni más ni menos, y otros, sobre todo los anglosajones, se han contentado con una definición más trivial: un voyeur. Mi Fryderyk no es ni Satán ni voyeur, participa más bien del carácter del director de escena, o incluso del químico, en el sentido de que trata de obtener, mediante la combinación de los individuos entre sí, un nuevo alcohol hecho de encantos.
Testamento. Conversaciones con Dominique de Roux